Aunque no lo creas, los niños a menudo no distinguen si los productos están elaborados con granos enteros o no. Y califican a los productos de granos enteros como sabrosos. Para ellos es solo un alimento nuevo más, y la clave para que lo acepte esta en la actitud de los padres y en la forma en que se le ofrece.

 El niño pequeño, desde que comienza a comer alimentos sólidos, es receptivo a sabores, olores y texturas, y desde entonces comienza a formar sus hábitos de alimentación y preferencias.

Cuando se inicia la ablactación (la introducción de alimentos diferentes a la leche), es también momento adecuado para ofrecerle alimentos elaborados con granos enteros, como el pan de caja o el arroz integral. Y en cualquier caso se llega a necesitar ofrecer al niño hasta 15 veces un nuevo alimento antes de que lo acepte.

¿Qué beneficios tienen los niños al consumir alimentos elaborados con granos enteros?

  • Presentan menor riesgo de padecer obesidad y diabetes.
  • Mantienen niveles adecuados de colesterol en sangre.
  • Reducen el riesgo de padecer asma.
  • Se sienten satisfechos.
  • Pueden ayudar a reducir el acné en los adolescentes.

¿Cómo incluir granos enteros en la alimentación de los niños?

  • Compra arroz y pastas integrales, y prepáralos para la comida de la forma habitual o como más les guste a tus hijos, el sabor de las recetas será el mismo.
  • Prepara para el lunch sándwiches con Thins Multigrano Bimbo y rellénalos con jamón, atún, mermelada, cajeta o queso crema.
  • Con harina de grano entero puedes preparar pasteles, hot cakes, wafles y hasta pizzas.
  • Prepara el Pudín de Pan Bimbo con manzana con Pan Multigrano Bimbo.
  • Las palomitas de maíz son un grano entero y pueden ser una deliciosa botana, prepáralas con poca sal y sin mantequilla.

Los niños gustan de los alimentos que ven comer a sus familiares y amigos, pues los siguen como modelos de conducta. Come alimentos de granos enteros y tus hijos te imitarán.

Déjanos tus comentarios

blog comments powered by Disqus