Las dietas sin gluten están de moda pero ¿evitarlo beneficia nuestra salud?

Un poco menos que el 1% de la población mundial tiene enfermedad celíaca, un trastorno autoinmune donde comer gluten daña el intestino delgado. Otro 0.63% a 6% de las personas puede ser sensible al gluten sin tener enfermedad celíaca, lo que significa que cuando comen gluten padecen algunos síntomas adversos. Esto indica que 98%-99% restante, puede consumir gluten sin riesgo alguno.

Así que si estás pensando eliminar el gluten de tu dieta, primero pregúntate por qué y para que quieres hacer este cambio y considera lo siguiente:

1. El gluten está en una gran cantidad de alimentos que consumes a diario. Para consumir una dieta verdaderamente libre de gluten se requiere mucho más que eliminar el pan y la pasta. El gluten se encuentra en un montón de cosas, como aderezos para ensaladas y sopas cremosas (cuando se usa como un agente espesante),  salsa de soya, cuadritos de consomé, diferentes aditivos, cerveza, etc.

2. Los alimentos con gluten son también en su mayoría ricos en otros nutrimentos. Si dejas fuera de tu dieta el gluten, puedes ponerte en riesgo de no obtener suficientes:

a) Vitaminas del complejo B. Las ocho vitaminas del complejo B ayudan a nuestro cuerpo a aprovechar la energía que los alimentos nos dan, también nos ayudan a producir glóbulos rojos que transportan oxígeno. Una en particular, llamado ácido fólico, es importante para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a prevenir defectos de nacimiento.

La vitamina B es abundante en alimentos como el pan y otros cereales que contienen gluten, por lo que si los eliminas de tu alimentación también estarás disminuyendo tu aporte de vitamina B y puede incrementar tu riesgo de deficiencia.

b) La fibra es otro importante componente presente en el pan, granos enteros y los cereales. Ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, a mantener la sensación de saciedad después de una comida y a regular los movimientos intestinales y prevenir el estreñimiento. Por ello, si planeas cortar el gluten de tu dieta piensa que te será más difícil lograr un consumo adecuado de fibra.

3. La moda de eliminar el gluten podría afectar indirectamente a las personas que realmente no deben comer productos con gluten. Muchas personas que padecen la enfermedad celiaca han reportado que esta moda ha creado una total confusión alrededor de su grave problema de salud.

Los meseros en restaurantes o las amistades, frecuentemente piensan que es sólo una exageración o una moda y están poco informados de lo grave que puede ser la contaminación cruzada para alguien que realmente tiene intolerancia al gluten.

4. Cortar el gluten antes de consultar a tu médico puede hacer las cosas más difíciles. La única manera de comprobar que se padece la enfermedad celíaca es cuando existe presencia de gluten en el organismo. Por lo tanto, si tú crees que puedes tener enfermedad celíaca o intolerancia al gluten, lo mejor es ir al médico antes de cambiar tu dieta. De esa manera, el podrá hacer las pruebas adecuadas para saber a ciencia cierta lo que está haciendo que te sientas mal.

5. Los alimentos con gluten como el Pan, la pasta, el Pan Dulce, las galletas, los pasteles, etc., ¡son deliciosos! Privarte de ellos por cuestiones de moda, limitaría la variedad y el disfrute de tu alimentación diaria.

En conclusión hemos estado comiendo gluten por lo menos 10,000 años. Para la gran mayoría de nosotros, quitarlo de nuestra dieta no es la mejor opción para lograr un estilo de vida saludable ahora (a menos que sea médicamente necesario). Por eso, antes de decidir hacer un cambio tan drástico infórmate bien.

 

Fuente:

Ramsey L. “5 reasons NOT to jump on the gluten-free bandwagon” Jul. 31, 2015.

Regresar al listado