Los carbohidratos son uno de los tres macronutrimentos presentes en los alimentos, su función principal es suministrar energía al cuerpo, especialmente al cerebro y los músculos.

Los carbohidratos se convierten en glucosa dentro del organismo por lo que tienen un efecto directo sobre los niveles de ésta en la sangre, pero esto NO significa que las personas con diabetes deban eliminarlos de su alimentación ya que pondrían en riesgo su salud, lo importante es que los consuman en cantidad suficiente para obtener energía y mantener los niveles de glucosa en rangos adecuados (70 a 110 mg/dl). La cantidad de carbohidratos a consumir en un día debe ser calculada por un nutriólogo o educador en diabetes, sin embargo es importante tener en cuenta los siguientes puntos: 

  1. Los grupos de alimentos que contienen carbohidratos son: frutas, verduras, leche, leguminosas, cereales, tubérculos y azúcares.
  2. En general la mayoría de las verduras contienen muy pequeñas cantidades de carbohidratos por lo que pueden comerse en mayor cantidad sin afectar drásticamente los niveles de glucosa en sangre.
  3. Las frutas deben incluirse ya que aportan vitaminas, minerales y fibra, pero se debe prestar atención al tamaño de las porciones establecidas en el plan de alimentación. Es conveniente consumir frutas frescas con todo y cáscara siempre que sea posible, también pueden utilizarse congeladas o en lata, siempre y cuando no tengan azúcar adicional. Los jugos deben evitarse pues elevan con facilidad los niveles de glucosa en sangre. 
  4. Si consumes pastas, panes, galletas, y arroz debes de utilizar sus versiones integrales o de grano entero, ya que su alto contenido de fibra favorece la disminución de los niveles de azúcar en sangre.
  5. Las leguminosas son ricas en proteína y fibra, bajas en calorías y grasas, se pueden incluir en todas sus variedades ya que hacen lenta la liberación de glucosa al torrente sanguíneo impidiendo así la elevación desmedida del azúcar en sangre después de las comidas.
  6. Se recomienda el consumo de yogurt natural, bajo en grasa y sin azúcar añadida, leche descremada y deslactosada, y quesos blancos que sean bajos en grasa.
  7. Los azúcares como: el azúcar de mesa, la miel, las mermeladas, los  jarabes, la cátsup, etc. contienen carbohidratos simples que pueden incrementar rápidamente los niveles de azúcar en sangre, por lo que debe evitarse su consumo.
  8. Recuerda NO se deben eliminar los carbohidratos de la dieta de una persona con diabetes tipo II, ya que son una fuente importante para el organismo de energía, fibra, vitaminas y minerales. 

Seguir estas recomendaciones puede ayudar a tener un mejor control de la glicemia y reducir el riesgo de presentar afecciones secundarias. Sin embargo debes consultar al médico y al nutriólogo antes de realizar cualquier cambio en tu dieta. 

Regresar al listado