Existen algunos trucos para organizar el menú de la semana que te permiten ofrecer a tu familia una comida equilibrada y disminuir gastos. La comida saludable no debe, ni tiene, por que ser costosa, pues existen numerosos alimentos a bajo precio que son ricos en nutrimentos. Las siguientes recomendaciones te ayudarán:

  • Existen alimentos nutritivos que no deben faltar en tu despensa, estos son: sopas de pasta, arroz, frijoles, Pan Blanco Bimbo, huevo y leche. Estos alimentos son fuentes importantes de hidratos de carbono y proteínas, y pueden ser el ingrediente clave de numerosas recetas.
  • Compra solo verdura y fruta de temporada, pues es la que se encuentra a mejor precio y regularmente es también la de mejor sabor.
  • Evita comprar productos pre-cocinados empacados, pues son costosos; te pueden ahorrar tiempo pero no dinero. Es mejor que prepares platillos en dobles cantidades, así puedes comer la mitad ese día y la otra mitad guardarla en el congelador y comer después, tendrás en casa comida rápida casera para los días que no puedas cocinar.
  • Las leguminosas (frijol, haba, lenteja, soya) son una excelente fuente de proteínas, y son más baratas que la carne. Prepara al menos 2 veces a la semana platillos con base de leguminosas.
  • Cuando vayas de compras lleva una lista de lo que te hace falta y respétala, así evitaras compras innecesarias que te hacen gastar mas.
  • Aprovecha las ofertas. Los supermercados acostumbran poner algunos alimentos a muy bajo precio y los van cambiando cada semana, puedes comprar los que estén de oferta en mayor cantidad y prepararlo en distintas recetas para evitar la monotonía. Por ejemplo: el brócoli puedes prepararlo un día en sopa tipo crema y otro al vapor para ser la guarnición del plato fuerte. O bien la zanahoria puedes ofrecerla en el desayuno como jugo, en la comida rayada para la ensalada o en tiritas para el lunch de los niños. La carne magra de res puede utilizarse para hacer un caldo con verduras, y la carne sobrante se puede deshebrar para preparar taquitos dorados o salpicón.

Organízate y dale vuelo a tu ingenio y descubrirás que puedes ofrecer a tu familia un comida sabrosa, nutritiva y barata. 

Regresar al listado